martes, 29 de noviembre de 2011

ABORTO ENCUBIERTO EN LOS PROYECTOS DE FECUNDACIÓN ARTIFICIAL


Nicolás Lafferriere y Leonardo Pucheta
Centro de Bioética, Persona y Familia
28 de noviembre de 2011

En la Cámara de Diputados de la Nación se trataría el próximo 30 de noviembre en Plenario un proyecto de ley sobre "Técnicas de Reproducción Humana Asistida". Ya nos hemos referido al proyecto en otros boletines y en esta ocasión, analizamos la tensión entre las medidas propuestas y el derecho a la identidad de los niños que son concebidos mediante las técnicas de fecundación artificial.

En síntesis, entendemos que el proyecto es inconstitucional por:
Incluir una inadmisible "donación" de embriones humanos que resulta contraria a la dignidad de los concebidos y a su derecho a la identidad.
Permitir la donación de gametos, de modo que se vulnera el derecho a la identidad de los niños concebidos.
Generar dos categorías de niños, con derechos diferenciados según sea el modo de su concepción.

La fecundación heteróloga: La procreación artificial puede ser homóloga o heteróloga. En la primera, quienes se someten al procedimiento son quienes aportan sus propios gametos, en la segunda, los gametos son aportados por un hombre, una mujer o ambos, ajenos a la pareja que desea el hijo.

El proyecto de ley de Diputados: el proyecto de ley que cuenta con dictamen de mayoría:
Permite la donación de gametos con carácter anónimo sobre el dador y a título gratuito y revocable (arts. 5, 6, 7 y 8). Permite la donación de "embriones", también a título gratuito y con carácter anónimo en cuanto a la identidad del dador (arts. 5, 6, 7 y 8). · "La persona nacida de gametos donadas por terceros debe ser reconocida como hijo de los beneficiarios de la técnica" (art. 10).
Permite la donación de "embriones", también a título gratuito y con carácter anónimo en cuanto a la identidad del dador (arts. 5, 6, 7 y 8).
"La persona nacida de gametos donadas por terceros debe ser reconocida como hijo de los beneficiarios de la técnica" (art. 10).
"Las personas nacidas de gametos donados no pueden reclamar derechos vinculados a la filiación" (art. 10). "La transferencia confiere a la persona nacida una única filiación, desconociendo toda pertenencia, parentesco y efectos jurídicos con su familia de raíces genéticas, con la sola excepción de los impedimentos matrimoniales establecidos para la adopción plena" (art. 11).
El donante de gametos no puede reclamar derechos vinculados a la filiación (art. 10)
La persona nacida de gametos donados por terceros, una vez llegada a la mayoría de edad, puede conocer la identidad del donante que aportó sus respectivos gametos (art. 11).

La donación de embriones: Como primera cuestión, señalamos que el proyecto no sólo prevé la donación de gametos, sino que también regula la donación de embriones. Dicha cuestión bastaría para desechar todo el proyecto, por cuanto se trata -lisa y llanamente- de la donación de personas. No hace falta profundizar demasiado en este apartado, pues sabemos que el objeto de los actos jurídicos deben ser cosas que estén en el comercio (las personas aún no lo están), que no sean contrarios a las buenas costumbres o que perjudiquen los derechos de un tercero (artículo 953 Código Civil). Por otro lado, se observa que lo dicho claramente vulnera el principio de igualdad ante la ley, pilar fundamental de nuestro ordenamiento jurídico.

Pero la donación de embriones también genera un cúmulo de dudas jurídicas: quién la decide, quiénes son los beneficiarios, cómo se establece la filiación, cómo se establecen los derechos de las personas en relación a esta filiación, qué sucede si hay discrepancia entre los "beneficiarios" de las técnicas, a quiénes se considera "dueños" de los embriones, qué sucede en caso de muerte de la madre o del padre.

La violación del derecho a la identidad: Una de los puntos centrales en debate es la forma en que se pretende determinar el vínculos de filiación entre el niño concebido mediante FIVHE y quienes solicitaron el procedimiento cuando los gametos fueron donados por terceros. Según el proyecto, la persona nacida de gametos donadas por terceros debe ser reconocida como hijo de los beneficiarios de la técnica y el donante de gametos no podrá reclamar, bajo ningún concepto, derechos vinculados a la filiación (art. 10). Tampoco los niños podrán reclamar derechos vinculados a la filiación (art. 10).

La Convención sobre los Derechos del Niño, que goza de jerarquía constitucional en virtud de lo señalado en el Art. 75 inc. 22 de la Constitución Nacional, establece: Artículo 8. Los Estados Partes se comprometen a respetar el derecho del niño a preservar su identidad, incluidos la nacionalidad, el nombre y las relaciones familiares de conformidad con la ley sin injerencias ilícitas. Cuando un niño sea privado ilegalmente de algunos de los elementos de su identidad o de todos ellos, los Estados Partes deberán prestar la asistencia y protección apropiadas con miras a restablecer rápidamente su identidad".

Ya se sostuvo que una de las principales críticas que le cabe a la FIVHE es la separación de la realidad biológica de la filiación, razón por la cual, quienes sean padres en virtud de la técnica cuestionada, privarán al niño de conocer a sus padres biológicos y por ende, su constitución genética y su identidad.

El proyecto disocia entre la realidad biológica y la voluntad procreacional. Padre sería quien desea un hijo y no quien aporta los gametos, lo que implica un vínculo genético innegable e inmutable. Frente a eso debe señalarse que el dato biológico no puede ser modificado por la voluntad humana: biológicamente, padre y madre serán quienes aportaron el óvulo y el espermatozoide. De hecho, en materia de filiación nuestro derecho civil parte siempre del principio de la realidad biológica. En este sentido, el proyecto destruye la unidad de todos los estratos de la identidad del niño y es inconstitucional por violentar ese derecho a la identidad.

Un fallo de la Corte Europea de Derechos Humanos en contra de la fecundación heteróloga: la Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH) recientemente ha establecido que una ley austríaca que prohibía la donación de gametos para procedimientos de FIVHE no era contraria al derecho al respeto de la vida privada y familia que surge del artículo 8 de la Convención Europea de Derechos Humanos. En esa oportunidad la CEDH sostuvo la vigencia del los principios de realidad biológica y del mater Semper certa est (la madre es siempre conocida) señalando que debe evitarse la posibilidad de que dos (o más) personas puedan reclamar vínculos de filiación con el niño.

Insuficiencia de la posibilidad de conocer el origen biológico: El proyecto prevé la posibilidad de que el niño, al cumplir los 18 años pueda acceder a la información que hasta el momento se le habría negado. Con ello pareciera querer subsanarse esta clara ocultación de la verdad biológica, sin embargo lo consideramos un remedio insuficiente, toda vez que en el mejor de los casos, se habrá violentado el derecho a la identidad del menor por un lapso de 18 años.

Dos categorías de niños: el proyecto nunca le permite al niño iniciar acciones filiatorias, con lo cual surgen dos categorías de niños: los que pueden indagar sus orígenes biológicos y reclamar por su verdadera filiación y los que no pueden hacerlo. Por otra parte, existen estudios como los que realizó Elizabeth Marquardt, que prueban los daños psicológicos y sociales producidos en niños concebidos mediante técnicas de FIV con dador de gametos. Por las mismas razones un tribunal canadiense prohibió la donación de gametos.

No es comparable con la adopción: Suele argumentarse que similar a la situación del niño concebido con gametos donados sería la del niño adoptado, pues en ese caso también se acepta una disociación entre la paternidad y la maternidad biológica y la filiación. Al respecto sostenemos que existe una notable diferencia entre ambos casos, pues en la adopción (mediante la cual se pretende proteger el interés superior del menor) la distinción jurídica efectuada es posterior a alguna causa de fuerza mayor que la motivara, mientras que en el supuesto de la FIVHE se efectúa a priori y como manifestación de la sola voluntad procreacional de dos sujetos. Claramente el fundamento del vínculo adoptivo es el bienestar del niño (crecer en el seno de la familia, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión) y en la FIVHE la satisfacción del deseo de quienes se someten a aquella. En este mismo sentido se pronunció también la CEDH en el caso citado anteriormente.

Irrelevancia de la voluntad en materia de filiación: pareciera querer legitimarse la práctica mediante la suscripción de acuerdos de consentimiento informado, los cuales consideramos carentes de valor por cuanto importan un avance desmesurado de la autonomía de la voluntad sobre institutos de orden público. Tal como se vio precedentemente, el derecho argentino pone límites objetivos a la libertad contractual. La filiación de las personas no puede quedar sometida a las decisiones de los adultos.

La indefinición sobre quiénes son beneficiarios: Según el art. 10, "La persona nacida de gametos donadas por terceros debe ser reconocida como hijo de los beneficiarios de la técnica". El proyecto no especifica qué condiciones se requieren para ser "beneficiarios" de la técnica, ni cuántos beneficiarios puede haber, tampoco si puede ser una persona sola, un matrimonio, una persona fallecida o varias personas.

Derecho a la vida familiar: Al no establecer requisito alguno tendiente a limitar tal práctica al ámbito familiar, se estaría desatendiendo que la familia es el ámbito más propicio para el normal desarrollo del menor, tal como lo ha sostenido la Corte Europea de Derechos Humanos. A su vez, la Declaración sobre el Progreso y el Desarrollo en lo Social estableció que la familia es el medio natural para el desenvolvimiento y bienestar de todos sus miembros, especialmente los niños y los jóvenes. Por ello, afirmamos que el proyecto que se discutirá no respeta el derecho del niño a crecer en el marco de una familia, ámbito donde podrá satisfacer sus necesidades materiales, afectivas y psicológicas.

Conclusiones: Las técnicas de fecundación artificial conllevan, tal como lo señalan las estadísticas, una alta probabilidad de muerte para los embriones concebidos. Ello sería suficiente para juzgar inconvenientes a dichos procedimientos. Ahora bien, como principal defensa se arguyó que tales técnicas vendrían a solucionar los problemas de infertilidad de parejas constituidas que desean tener un hijo. Sin embargo, hoy los argumentos son bien distintos. Se ha corrido el foco centrándose ahora en un presunto "derecho a ser padre o madre" o "derecho al hijo". Consideramos que tal derecho no existe, pero incluso si se lo aceptara, nunca podría ser invocado cuando se pusiera en riesgo la vida o la salud de una persona inocente e indefensa.

Por ello, si bien puede deducirse cuál es el juicio jurídico y bioético sobre todas las técnicas de fecundación artificial, las técnicas heterólogas se presentan en clara contradicción con el ordenamiento jurídico argentino de orden interno e internacional, vulnerando el derecho a la vida y el derecho a la identidad de los embriones, entre otros.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Utilizan los Artículos de San José para impedir el derecho al aborto en Uruguay

Para quienes no estén al tanto sobre los artículos de San José, pueden visitar anteriores post referidos al tema: 

Por Austin Ruse

NUEVA YORK, 25 de noviembre (C-FAM) Una impactante lista de dignatarios lanzó los Artículos de San José en la legislatura nacional uruguaya la semana pasada. Encabezada por el diputado Gerardo Amarilla, la nómina incluyó muchos miembros del Congreso, varios ex ministros de alto rango, médicos, profesores de derecho constitucional y un famoso jugador de fútbol.

La alianza izquierdista presentó proyectos para liberalizar las leyes de aborto en el Senado uruguayo. A fin de lograrlo, necesitaba una coalición que incluyera al Partido Colorado, de centro-derecha. Este se negó a sumarse a la iniciativa y, al hacerlo, citó los Artículos de San José.

La presentación de los Artículos en Uruguay tomó por sorpresa a los organizadores de San José. «No supimos de este lanzamiento hasta momentos antes de que ocurriera», dijo un portavoz de los Signatarios. «Aunque nos sorprendió, acogemos con agrado esta iniciativa. Esto es exactamente lo que pretendíamos, que los Artículos cobraran vida propia, que las personas de todo el mundo los abrazaran, los hicieran propios y los difundieran».

Los Artículos también fueron presentados ante una multitud de mil personas en el Congreso Nacional por la Vida, en la ciudad de Cebú, Filipinas. El ex líder de la Mayoría del Senado de ese país, Francisco Tatad, encabezó la iniciativa. Estuvieron presentes muchos clérigos de alto rango, entre ellos el Arzobispo de Cebú y el presidente entrante de la Conferencia Episcopal Filipina. El lanzamiento de los Artículos fue el punto culminante del discurso inaugural del senador Tatad ante el congreso.

Tatad dijo a Friday Fax: «Los Artículos de San José tienen principalmente la intención de detener la falsa demanda de un derecho internacional al aborto; aunque constituyen uno de los mayores incentivos hasta la fecha para nuestra lucha contra la anticoncepción y la esterilización impuestas desde el exterior». Filipinas es víctima de fuertes presiones por parte de organismos de la ONU y de agrupaciones estadounidenses, tendientes a que acepte los programas de control demográfico al estilo de la ONU.

Los Artículos de San José son un documento elaborado por especialistas y refrendado por lumbreras, como los profesores Robert George (de Princeton), John Haldane (de St. Andrews), John Finnis (de Oxford), Anna Záborská (del Parlamento Europeo) y la ex ministra del gabinete francés Christine Boutin, quien emitió una propuesta para la presidencia de Francia.

Los Artículos están destinados a ayudar a las personas en todo el mundo, particularmente a los funcionarios de gobierno, a refutar las demandas efectuadas por personal de las Naciones Unidas y defensores del aborto de que existe un derecho internacional al aborto. Anand Grover, Relator Especial de la ONU para la Salud, hizo este reclamo el mes pasado en su informe para el Secretario General. Los gobiernos protestaron en esa oportunidad diciendo que Grover había excedido su mandato y que no era de su incumbencia ratificar un derecho internacional al aborto.

Incluso esta semana, una gran cantidad de Estados Miembros iniciaron un debate en la Asamblea General, en el que reprendieron a Grover y a otros por sus extralimitaciones. Intentaron introducir una enmienda en una Resolución de la Asamblea General para tal fin. La iniciativa fracasó por estrecho margen y señala la primera vez que tiene lugar un repudio generalizado de este tipo contra los Relatores Especiales.

Hasta el momento, los Artículos de San José fueron lanzados en la ONU, en el Parlamento Europeo, en la Cámara de los Lores, en el Congreso Internacional Pro-Vida, en San José, y en la National Pro-LifeConference (en Calgary). Quedan pendientes lanzamientos formales en los Estados Unidos, Chile, Argentina y en el Parlamento italiano.

Los Artículos actualmente circulan en ocho lenguas, entre ellas, inglés, francés, español, polaco, croata, alemán, italiano y eslovaco. Los organizadores dicen que vendrán muchas más.


Traducido por Luciana María Palazzo de Castellano

miércoles, 23 de noviembre de 2011

ABORTO: DERECHO INHUMANO

La siguiente es una nota publicada en el diario La Verdad de Junín sobre el tema del aborto



Los argentinos padecemos males endémicos que nos acosan y acucian permanentemente; son muchos y con tendencia a multiplicarse. Hay quienes bien intencionadamente los estudian y buscan darle solución, pero parecería que quienes tienen en sus manos la capacidad de ejecutar esas soluciones, sistematicamente las dejan de lado o directamente las desoyen. Otros pretenden solucionarlos generando peores males.

Convengamos en que esos males no son exclusivamente nuestros, por lo menos no todos. Con matices diversos según las variables, suelen darse en todas las latitudes; eso ha hecho que en otros lados trataran de solucionarlos de diveros modos, cada uno a su manera. A veces se pretende copiar esas soluciones, las que no siempre son buenas. Al contrario en muchos casos son tan malsanas que, a todas luces, devienen en un remedio mucho peor que la enfermedad.

Uno de esos males de particular gravedad, es el recurrente tema de la despenalización del aborto “voluntario”. Recalco este último término porque no se trata de la voluntad de quien lo va a sufrir, a quien se lo imponen, sino de terceros que pretenden imponérselo.

Despenalizar significa quitarle la categoría de delito, permitiendo paradójica e inexplicablemente, el asesinato de un ser inocente, sin voz ni voto, y sin posibilitarle el derecho a legítima defensa.

Resulta de una esquizofrenia patética, que en un país y en un momento en que los derechos humanos han tenido (en buena hora que así sea) el florecimiento que presentan hoy en Argentina, haya quienes con tanta liviandad propugnen la posibilidad de un homicidio tan cruel (el aborto biologicamente es cruel y de mucho sufrimiento aunque la mayoría de la gente lo ignore) de alguien a quien no le asiste ninguna culpabilidad.

Una verdadera condena a la tortura y a la muerte de un ser humano inocente e indefenso, al que se lo despoja de todo derecho humano posible.

Se han invocado argumentos en pro de la despenalización, todos inconsistentes; tan pueriles y banales que a poco que uno los piense se caen por sí mismos. Carentes de fundamento científico, cuando no abiertamente en contra, que hacen pensar más en caprichos de algunos que en alguna necesidad real. Mucho menos aún buscar algún fundamento moral, ético o religioso.

Uno de los argumentos más utilizado, es que actualmente en Argentina se realizan alrededor de medio millón de abortos al año de manera clandestina, lo que implicaría la muerte de muchas mujeres jóvenes por las malsanas condiciones de salubridad en que se practican, o porque lo hacen personas no capacitadas para ello.

Este argumento es triplemente falaz. En primer lugar se maneja una cifra totalmente arbitraria ya que nadie conoce ni por aproximación la cifra. Hay quienes hablan de 600000, otros de menos. Se puede aducir cualquier número, ello siempre será falso por la sencilla razón de tratarse de una práctica ilegal y clandestina. No existen (porque no es posible) registro alguno. Nadie que lo practique lo hace público porque frente a la ley que rige, automaticamente se condenaría. No puede haber datos, ni oficiales ni ocultos, y si los hay, son inventados o se basan en presunciones. Cualquiera puede mencionar la cifra que se le ocurra. Pero hay otro dato no menor, y es el hecho de que no existen tantas mujeres con complicaciones de salud por esta causa, esto se explica de dos maneras: o no son tantos los casos como se pretende, o la práctica no resulta tan riesgosa como se dice.

En realidad la práctica es riesgosa, llegando en determinadas circunstancias a ser particularmente grave. Pero esto no es así por la clandestinidad sino porque sanitariamente es una situación de riesgo, aún cuando se llevara a cabo dentro del quirófano mejor montado del mundo.

Toda actividad médica implica riesgos independientemente del lugar o del profesional que intervenga. El riesgo en medicina es inherente al propio ejercicio de la profesión. Desgraciadamente hemos visto situaciones fatales, en casos como desde la simple aplicación de una inyección, hasta en intervenciones quirúrgicas de la mayor envergadura.

En tercer lugar ( sin duda lo más importante) que una práctica se realice asidua y abundantemente al decir de algunos, no es ni puede ser de ninguna manera argumento válido para su legalización. En todo caso con semejante criterio, otros podrían reclamar el derecho a robar o matar, ya que día a día se producen en nuestro país muchos robos y homicidios, En estos casos con cifras reales que la prensa puede dar a conocer.

La asiduidad a determinados hechos o situaciones aberrantes, no habilita a quitarles la categoría de delito. Cualquier persona en su sano juicio no podría permitirlo. El aborto provocado, biológica y humanamente es un asesinato a mansalva y premeditado. ¿No es un crimen de lesa humanidad? Lesiona a la descendencia.

Los derechos humanos necesariamente deben incluír a todos los seres humanos sin discriminar sexos, razas, ni mucho menos la edad. En este último término no debe importar si ha nacido o todavía no.

Toda mujer puede tener (naturalmente así debe ser) la potestad de disponer libremente de su cuerpo y de sus actos siempre y cuando ellos no pejudiquen a terceros (ni tampoco se dañe a sí misma) Este es un derecho natural, consagrado en la Constitución Nacional, y es para todos, independientemente del género.

Entoces cabe preguntarse ¿en qué mente tan chata puede generarse el principio de que una mujer, por más libre que sea, puede eliminar sin prejuicios a un ser tan indefenso como el niño en gestación? Aunque todo el proceso gestacional ocurra en su seno, el niño es un tercero distinto de ella, y porque esté privado de hacerse oír y de tener voto, o no se lo vea, no significa que no le asistan sus derechos.

La naturaleza ha creado el útero materno para asegurar que un ser tan indefenso y vulnerable, esté ampliamente protegido durante los primeros 266 días de su vida, a los cuales se le suman los 14 previos en que el nido se prepara para recibirlo. Es maravilloso comprender que Dios, o la naturaleza si otros prefieren así, antes de crear al niño crea a la madre para que empiece a vivir.

Pero hay quienes pretenden transformar ese incomparable nido en un cadalso.

Toda mujer posee sus derechos que son innegables, pero ellos de ningún modo deben contraponerse ni avasallar a los del niño, que en definitiva es nada menos que su hijo.

Hay quienes pretenden hacer pasar la discusión po establecer el momento a partir del cual le asisten los derechos al nuevo ser humano, Así algunos afirman que hasta las 12 semanas sería “algo” que no se sabe bien qué es (¿?) y a partir de allí ya sería un ser humano, como si la condición fuera una cuestión cronológica. Pensamiento que sin duda delata una ignorancia supina en el tema (en el mejor de los casos) cuando no de una mentalidad decididamente abyecta. Hasta las 11 semanas y 6 días sería “eso” y desde las 11 y 7 días “esto” (¿?) Se han mencionado otros términos temporales también, todos igualmente arbitrarios e inconsistentes.

La condición humana es una cuestión excluyentemente ontológica, no tiene nada que ver con hechos temporales. Ella es anterior a cualquier cronología. Científicamente lo demuestra la biología.

Hay un determinismo natural implícito desde el momento mismo en que se produce la concepción, o sea cuando se fusionan el espermatozoide con el óvulo. Se forma un nuevo ser humano con toda la potencialidad de su desarrollo y progreso codificado en sus genes y que corresponden únicamente a la especie humana.

¿Qué quiero significar con esto? Tan sólo echar por tierra el falso concepto que esgrimen algunos, de que el embarazo “no es nada” hasta cierto tiempo de la gestación. Desde el momento de la concepción ya esta todo absolutamente programado, sólo faltará el desarrollo y la transformación, que no ocurren únicamente en la etapa gestacional sino que se van a llevar a cabo durante toda la vida la persona hasta que ocurra su muerte.

El ser humano existe desde antes que cualquier mujer se entere que está embarazada; pero esto, que se entienda bien, siempre ocurre por voluntad humana; conscientemente o no, de manera independiente de la circunstancia en que haya sucedido. El embarazo se produce porque se da la acción mancomunada (voluntaria o no) de los dos sexos cualquiera sea la forma en que se conecten.

No podemos caer en la hipocresía de creer que el embarazo es propiedad de la mujer. Biologicamente ocurre en su seno, pero ello no habilita ningún principio de propiedad. El niño en gestación no es propiedadad de su madre como tampoco lo es de su padre. De ningún modo podemos reducir al niño a la categoría de objeto que permita ejercer sobre él algún derecho de propiedad. Es un ser humano nuevo diferente de sus progenitores (más allá de que se les parezca) y único; pero sí es dependiente de ambos, mucho más de su madre, indiscutiblemente en forma total durante la etapa de gestación.

¿Por qué ocurren entonces los embarazos no deseados y muchas veces hasta aborrecidos?

Esta es la gran pregunta que como sociedad siempre debimos hacernos. Por allí debe pasar el eje de la discusión y donde deben apuntar las soluciones.

Un niño por nacer nunca puede tomarse como una maldición sino todo lo contrario. Puede tratarse de un Albert Einstein, un Ludwig van Beethoven, un René Favaloro; o tal vez de una Marie Curie, una Eva Duarte de Perón, una Madre Teresa de Calcuta, o simplemente del ser que más amamos en la vida.

Un niño por nacer siempre es esperanza que engrandece. Como sociedad no debemos admitir niños no deseados, rechazados ni mucho menos despreciados. Si hay un derecho que no existe ni puede existir es ese. La sociedad siempre debe estar preparada para recibir con alegría y regocijo a cualquier niño, sin importar cuál es la circunstancia de su arribo a este mundo.

Se me dirá que nada de esto soluciona la situación de la mujer embarazada que no lo desea y tal vez sea así. Pero en todo caso la situación no pasa por permitir un asesinato. No podemos soslayar el hecho de que la mujer también suele ser una víctima en estos casos, la sociedad también debe dar respuesta a esto, brindándole toda la contención y el apoyo necesarios, como también la ayuda y los medios económicos para que, lejos de transformarse en asesina, se convierta en madre auténtica con lo que eso significa.

A grandes males grandes prevenciones. La verdadera solución pasa por la prevención y la base de esta es la educación.

Basta de hipocresía, el aborto es el ejercicio de la violencia premeditada y con alevosía. Es la peor de las violencias, ejercida no sólo sobre el niño en gestación, sino también sobre la mujer que se somete a tal práctica. Una violencia más de género que se pretende disfrazar bajo un falso concepto de libertad. El trauma que se puede desarrollar a partir de esta situación no es un tema que podamos abordar ahora, pero es real y a veces llega a ser departicular gravedad.


Dr. Alberto Luján Musci

martes, 22 de noviembre de 2011

¿Qué hace la Iglesia por África?

Cada vez escucho más gente que cae en el repetido reclamo, por ignorancia o por maldad, de ¿qué hace la Iglesia por África? ¿Por qué no vende todas sus pertenencias para darle de comer a los pobres de dicho continente?
Lamentablemente no tengo en mis manos en este momento el estudio de un economista (no cristiano) que se hizo la misma pregunta y buscó la respuesta en su materia. Y llegó a la conclusión de que si la Iglesia vendía todas sus pertenencias (haciendo una aproximación que incluía la venta de las obras de arte de los museos vaticanos, el Vaticano mismo, etc) le alcanzaba para darle de comer a los pobres de África por un lapso de pocos días (aquí es donde sería bueno tener el estudio en la mano, pero eran entre 5 y 10 días). Por otro lado, calculando los ingresos que la Iglesia recibía en concepto de entradas a los museos, donaciones, etc, calculó que le alcanzaba para darle de comer, a diario, al 5% de dicha población. Con lo cual, concluye, que incluso desde el punto de vista de la economía, es mejor darle de comer al 5% diariamente de modo indefinido, que a todos por unos días y luego quedar en la nada para siempre. Incluso, propone, se puede ir rotando ese 5% al que se asiste, de modo que, en algún momento, todos reciban ayuda. 
Más allá de este estudio que muestra que vender todo sería un error, incluso económicamente, me pareció oportuno detallar brevemente las distintas obras asistenciales que la Iglesia realiza en el continente africano. 

África es un continente de aproximadamente 1000 millones de habitantes, en 54 países, en el que se hablan unos 2000 idiomas; y en donde el catolicismo es el 17.5% de la población del continente. Pero sin distinción de credos, la Iglesia tiene en África: 

16.178 centros de atención: 
1.074 hospitales
5.373 servicios ambulatorios
186 leproserías
1.279 centros sanitarios
753 casas para ancianos e inválidos
979 orfanatos
1.997 guarderías
1.590 asesorías matrimoniales
2.947 centros de reeducación social

Sin contar los centros de educación: 
12.496 escuelas primarias
33.263 escuelas secundarias
9.838 centros de educación superior


video

domingo, 20 de noviembre de 2011

Recemos por las vocaciones sacerdotales

Un buen afiche que nos ayuda a recordar la necesidad de rezar por las vocaciones sacerdotales. No sólo porque haya más vocaciones, sino para que Dios conserve y santifique a quienes ya abrazaron tan alta vocación. 
Todos recibimos innumerables gracias por medio de ellos, gracias a que cada día le dicen "SI" a Dios consagrándole su vida. No es sólo un acto de caridad hacia ellos... es un acto de justicia. Ellos merecen nuestra oración. Les debemos al menos eso. 
Pidamos a Dios que llene de gracias a nuestros sacerdotes, que los sostenga en tan sacrificada vocación y que la Cruz de cada día les signifique configurarse más y más a Cristo. 
Y pidamos para que a quienes Dios nos ha llamado a la vocación matrimonial, tengamos la generosidad de disponer, en el seno de nuestras familias, un lugar donde Dios pueda suscitar nuevas vocaciones. 


viernes, 18 de noviembre de 2011

EL TRATAMIENTO DE LA "IDENTIDAD DE GÉNERO" EN LA LEGISLACIÓN COMPARADA Dificultades del abordaje legislativo en todo el mundo

El siguiente es un artículo de la Dra. Analía Pastore publicado en la revista jurídica "El Derecho" en donde hace una comparación entre otros países que han dictado leyes sobre identidad sexual y el proyecto de identidad de género que se propone en nuestro país. Verán, que aún en esos países, exigen muchos más requisitos para dicho cambio que los que se pretenden en nuestro país (que básicamente es querer hacerlo). Para que sólo corroboren una vez más cuán vergonzoso y poco serio es este proyecto, les copio el artículo de la Dra. Pastore. 

Centro de Bioética, Persona y Familia
17 de noviembre de 2011

La Dra. Analía Pastore, en un artículo doctrinario publicado en la Revista Jurídica El Derecho del 11 de octubre de 2011, ha efectuado un estudio sobre algunos de los países que han dictado leyes sobre reasignación sexual en personas transexuales a saber: Suecia; Alemania; Italia; Holanda; Turquía; Austria; Australia Meridional; Finlandia; Sudáfrica; Reino Unido; España y Bélgica. En EEUU la situación varía de un Estado a otro.

Sin perjuicio de reiterar nuestra oposición al proyecto (Ver el boletín sobre “Inconsistencias jurídicas...”), parece oportuno ofrecer estas reflexiones sobre la legislación comparada, constatando que son muy pocos los países que regulan el tema. Además, lo hacen con muchos más requisitos y condiciones que los que propone en la Argentina el proyecto que cuenta con dictamen de la Cámara de Diputados de la Nación.

En estos países, señala Pastore que la primera cuestión que se presenta es la determinación de las personas legitimadas para solicitar la reasignación sexual registral. ¿Puede cualquier persona, de cualquier estado civil y en cualquier momento de su existencia, presentarse ante el registro para solicitar el cambio?

Acreditación de diagnóstico: En todos los pases referidos se exige que el solicitante pruebe que padece transexualismo o disforia de género mediante la acreditación de los criterios diagnósticos respectivos. En el proyecto que se debate en Argentina no se requiere más que una nota donde se afirma que se quiere cambiar el sexo registral por el sexo “autopercibido”.

Presentación de dictamenes médicos: Pastore explica que la mayoría de los países, además, exige la presentación de informes o dictámenes médicos que certifiquen la existencia del trastorno y, según los casos, el sometimiento a procedimientos de adecuación de los caracteres sexuales al sexo sentido como propio, la apariencia sexual conforme al sexo opuesto al consignado en el acta de nacimiento y si existen altas probabilidades de que no desee volver en el futuro a su sexo de nacimiento. En el proyecto de Argentina expresamente se aclara que no se requieren los dictamenes médicos.

Procedimientos previos de “adecuación sexual”: En igual proporción, se establece como recaudo ineludible el haberse sometido previamente a procedimientos médicos de adecuación sexual, requiriendo Alemania y Holanda la intervención quirúrgica de reasignación sexual. En el proyecto de Argentina se aclara “En ningún caso será requisito acreditar intervención quirúrgica por reasignación genital total o parcial, ni acreditar terapias hormonales u otro tratamiento psicológico o médico” (art. 3).

Carácter judicial del procedimiento: En la mayoría de las legislaciones estudiadas por Pastore, además, el procedimiento es judicial. Las normas sueca, alemana, holandesa, austríaca, australiana y finlandesa exigen que el solicitante no esté casado, en tanto que en Suecia, Alemania, Holanda, Austria, Finlandia y Bélgica se requiere que sea estéril o incapaz de procrear. En Argentina se trata de una simple presentación ante el Registro Civil “sin necesidad de ningún trámite judicial o administrativo” (art. 6).

Efectos a futuro o retroactivos: Otro tema que se plantea es cuál será el momento a partir del cual la persona será considerada perteneciente al nuevo sexo, según que los efectos de la declaración judicial de reasignación sexual sean ex nunc –constitutivos, a partir de tal declaración- o ex tunc –declarativos y retroactivos al momento del nacimiento-. La primera posición fue la asumida en forma mayoritaria por las leyes sueca, alemana, italiana, holandesa, turca, sudafricana, inglesa, belga y española. En el proyecto de Argentina se establece que la reasignación registral es oponible a terceros desde su inscripción, pero se ordena realizar una nueva “partida de nacimiento” y un nuevo documento nacional de identidad (art. 6).

La ley española 3/2007 de identidad de género, por ejemplo, excluye de sus disposiciones a los menores de edad y en su art. 4, establece los requisitos para acordar la rectificación.

“1. La rectificación registral de la mención del sexo se acordará una vez que la persona solicitante acredite:

a) Que le ha sido diagnosticada disforia de género. La acreditación del cumplimiento de este requisito se realizará mediante informe de médico o psicólogo clínico, colegiados en España o cuyos títulos hayan sido reconocidos u homologados en España, y que deberá hacer referencia: 1. A la existencia de disonancia entre el sexo morfológico o género fisiológico inicialmente inscrito y la identidad de género sentida por el solicitante o sexo psicosoocial, así como la estabilidad y persistencia de esta disonancia. 2. A la ausencia de trastornos de personalidad que pudieran influir, de forma determinante, en la existencia de la disonancia reseñada en el punto anterior.

b) Que ha sido tratada médicamente durante al menos dos años para acomodar sus características físicas a las correspondientes al sexo reclamado. La acreditación del cumplimiento de este requisito se efectuará mediante informe del médico colegiado bajo cuya dirección se haya realizado el tratamiento o, en su defecto, mediante informe de un médico forense especializado.

2. No será necesario para la concesión de la rectificación registral de la mención del sexo de una persona que el tratamiento médico haya incluido cirugía de reasignación sexual. Los tratamientos médicos a los que se refiere la letra b) del apartado anterior no serán un requisito necesario para la concesión de la rectificación registral cuando concurran razones de salud o edad que imposibiliten su seguimiento. y se aporte certificación médica de tal circunstancia”.

El proyecto que cuenta con dictamen de mayoría que se pretende aprobar en la Cámara de Diputados de Argentina, además de minimizar y descartar el sexo biológico de las personas a partir de una visión ideologizada del ser humano, incurre en una enorme ligereza a la hora de resolver las insalvables dificultades que, indefectiblemente, se presentarán con una ley tan contraria al dato natural.

Les recomiendo vivamente que entren en el boletín sobre "Inconsistencias jurídicas" -tienen el link subrayado más arriba en esta nota-, en donde encontrarán algunas posibles situaciones (loquísimas) que se desprenderían de esta ley, como por ejemplo: 
  • ¿Qué sucederá si un varón cambia su sexo a "mujer", sin intervención quirúrgica, y luego quiere incorporarse en una lista de diputados o senadores como integrando "el cupo femenino"? (No se rían del ejemplo! Todos sabemos que nuestros políticos son capaces de hacerlo!)
  • ¿Qué sucede si un varón a los 60 años cambia su sexo registral y solicita iniciar los trámites jubilatorios como "mujer"? (La argentinada -en el mal sentido de la palabra- de hacer esto para jubilarse 5 años antes y luego volver a "hacerse" hombre, no duden que muchos la harían)
  • ¿Qué sucede si un niño, bajo la influencia de sus padres, cambia de sexo incluso con operaciones quirúrgicas y luego se arrepiente? ¿Serán los padres responsables del daño y perjuicio causado? ¿Serán los legisladores que autorizan esta ley responsables? (Acá, lamentablemente,  seguro nadie se haría cargo)
  • ¿Por qué se afirma que la cuestión de la identidad de género no es una patología y luego se pretende obligar a todo el sistema de salud a su cobertura mediante su inclusión en el Programa Médico Obligatorio?
  • ¿Qué sucederá si un varón, casado con una mujer, con hijos menores de 5 años, cambia registralmente su sexo y luego se divorcia? ¿Quién será considerado "madre" a los fines de la tenencia según el art. 206 del Código Civil? (La pregunta es muy buena, pero como el proyecto es tan superficial y poco serio, creo que a nadie se le ocurrió la pregunta todavía)
  • Si una mujer se cambia el sexo registral a varón y engendra un hijo siendo registralmente de sexo masculino, ¿goza de la licencia laboral por "maternidad"? ¿El despido de un "varón" embarazado recibe el mismo tratamiento laboral que el de una "mujer"? ¿Percibe los beneficios de los programas "materno-infantiles"? (Y yo agrego: si yo siendo el padre, me cambio a mujer, ¿me dan el mes y medio de licencia que le corresponde a la madre?)
También enumera éstas consecuencias... 

Visión ideologizada de la persona: Estas preguntas muestran el absurdo jurídico al que conduce pretender modificar la realidad de manera voluntarista e imponiendo una visión ideologizada de la persona y su sexualidad, que niega por completo de la realidad biológica.

La realidad es insoslayable y si se aprueba esta ley, los Registros Civiles verán totalmente desvirtuado parte del sentido de su existencia, pues en lugar de registrar hechos (como el sexo biológico de una persona) registrarán meras declaraciones de voluntad, generando un auténtico caos jurídico-administrativo en las relaciones sociales.

Traición a la "causa" de la mujer: la perspectiva de género surgió inicialmente como parte de reivindicaciones feministas. Sin embargo, como se advierte en estos ejemplos que hemos planteado, terminó también traicionando a la misma "causa" de la mujer que decía defender, pues en lugar de valorarse y protegerse lo femenino en sus aportaciones específicas y propias, se lo vacía de contenido de tal manera que un varón puede transformarse en "mujer" y usufructuar todos los beneficios que la legislación le concede.

Afectación del derecho a la identidad de los niños: igualmente, este proyecto afecta el derecho a la identidad de los niños al menos de dos maneras:

a) en primer lugar, en los casos donde los padres decidieran cambiar el sexo (registralmente o bien por operación quirúrgica o tratamientos hormonales) a sus hijos, estaríamos ante una manifiesta afectación de un estrato de su identidad, la identidad personal;
b) en los casos que los padres se cambien ellos mismos su identidad sexual, los niños padecerían estos cambios en los elementos configurantes de sus relaciones más básicas, la maternidad y paternidad, en un nuevo ejemplo del adultocentrismo que caracteriza a la reciente legislación de familia.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Para uno de los expertos en epidemiología psiquiátrica más importantes del mundo, la homosexualidad es una enfermedad y puede curarse

WASHINGTON DC, 8 Oct. 03 / 02:11 pm

La última edición de la revista científica “Archives of Sexual Behavior” publicó esta semana el famoso estudio realizado por uno de los expertos en epidemiología psiquiátrica más importantes en el mundo, Robert L. Spitzer, que a través de numerosos casos médicos demuestra que la homosexualidad es una enfermedad y puede curarse.

El estudio fue presentado hace dos años en el Congreso de la Asociación Psiquiátrica Americana, luego de que Spitzer se retractara de la postura que lo hizo impulsar en 1973 el retiro de la homosexualidad de la lista de desórdenes psiquiátricos.

La investigación –basada en más de 200 casos– explica cómo los hombres y mujeres homosexuales son capaces de ser “predominantemente heterosexuales” luego de una psicoterapia ofrecida en su gran parte por organizaciones religiosas.

Según el Dr. Spitzer –profesor de psiquiatría en la Universidad de Columbia en Nueva York–, aunque la mayoría de homosexuales se declaran seguro de sus preferencias sexuales, otro grupo preferiría adoptar un estilo de vida heterosexual.

“Considero que las personas que se sienten angustiadas por su homosexualidad tienen todo el derecho de llevar a cabo esta terapia”, afirmó el experto y agregó que “en algunos de los sujetos, los reportes de cambio en la orientación sexual fueron sustanciales y creíbles”.

Los 200 pacientes que participaron en el estudio –143 hombres y 57 mujeres– provinieron principalmente de Estados Unidos y Canadá, pero otros de Europa.

Según el psiquiatra, “este estudio nos da evidencia de que hombres y mujeres homosexuales son capaces de cambiar su orientación sexual. Casi todos los participantes manifestaron cambios sustanciales en su orientación, y no sólo en una supuesta ‘actitud’”.


Bien... esto mismo lo dice el Papa, un sacerdote o un cristiano cualquiera y merece la desaprobación y el desprecio de toda la sociedad por ser "inventos" de una Iglesia que es retrógrada y se quedó en el tiempo, que no se acomoda a los cambios de la sociedad y que se basa en supersticiones, no en la certeza de la ciencia... Bien... ¿y ahora? Todos aquellos que, a partir de 1973, se apoyaron en los estudios del Dr. Spitzer para quitar la homosexualidad de la lista de desórdenes psiquiátricos, ¿qué van a decir? ¿Tendrán la honestidad intelectual que tuvo el doctor para cambiar su postura y reconocer la realidad? Veremos...

martes, 15 de noviembre de 2011

Video contra el aborto - España 2007

El siguiente, es un video hecho en Valencia en el año 2007. Al principio tiene un par de imágenes fuertes, que pasan muy rápido, pero después tiene argumentos en contra del aborto y a favor de la vida muy interesantes.
Para quienes son impresionables, pueden mirar el video a partir del segundo 38, que ya no hay imágenes fuertes y así no se pierden los testimonios del video.
En el video, se muestra que, según las estadísticas, después de la legalización del aborto en España, las muertes de las madres por abortos no disminuyeron. También hay opiniones como las de la Madre Teresa de Calcuta y Juan Pablo II y testimonios de madres que abortaron a sus hijos. Espero les sirva para sumar testimonios y argumentos en defensa de la vida.

video

lunes, 14 de noviembre de 2011

Tras 23 años en estado vegetativo, descubren que estaba conciente

Al tiempo que en nuestro país se trata en el Congreso un nuevo proyecto de ley (muerte digna para algunos, eutanasia para otros), me pareció bueno compartir con ustedes esta noticia, que es vieja, pero puede servir para pensar el tema

Rom Houben ha permanecido atrapado en su cuerpo mientras todos pensaban que estaba en estado vegetativo. Sin embargo, estaba consciente, lo que ha sido descubierto hace tres años.





Rom Houben sufrió un accidente automovilístico en 1983 y los médicos lo declararon en coma irreversible. Hace tres años, «volvió a nacer» gracias a que un chequeo especial reveló que tenía el cuerpo paralizado pero su cerebro funcionaba casi totalmente.

Con la ayuda de un teclado especial, Houben –hoy de 46 años de edad– conmocionó a la sociedad belga al revelar que desde que despertó tras el accidente siempre estuvo consciente, pero nadie lo escuchaba.

«Yo gritaba pero nadie me escuchaba», declaró Houben a la revista alemana Der Spiegel y explicó que se sentía atrapado en un cuerpo que no respondía, por lo que debía luchar con la impotencia de ver a los doctores y enfermeras intentar hablar con él antes de que perdieran todas las esperanzas, informa ACI.

En el año 2006 un escáner reveló que aunque Houben estaba paralizado, su cerebro funcionaba casi en su totalidad. «Nunca olvidaré el día en que me descubrieron. Fue como volver a nacer», declaró.

La historia de Houben fue revelada esta semana gracias a un ensayo del doctor Steven Laureys, de la Universidad de Liege, quien asegura que en el 40 por ciento de los casos de diagnóstico de estado vegetativo, un estudio más exhaustivo revela signos de conciencia.

El equipo de Laureys entrenó a Houben para comunicarse con la ayuda de un teclado especial. Si Houben está con vida también es gracias a sus padres que se resistieron a aceptar que su hijo estaba en estado comatoso o vegetativo.

Su madre lo llevó cinco veces a Estados Unidos para que le hicieran pruebas y fue quien encontró al doctor Laureys. Con la ayuda del teclado, Houben ha comenzado a escribir sus memorias y aunque su parálisis es severa, ahora ya puede comunicarse con sus seres queridos.

Benedicto XVI: sentido del celibato sacerdotal

video

sábado, 12 de noviembre de 2011

Benedicto XVI: no al uso de estaminales embrionarias

La investigación científica debe respetar el bien integral de la persona y el bien común de la sociedad. Lo ha dicho el Papa, recibiendo a los participantes en el convenio internacional sobre células estaminales que se ha desarrollado en estos días en el Vaticano. Benedicto XVI ha notado que son considerables los potenciales beneficios de la investigación en las células estaminales adultas, para la curación de enfermedades degenerativas crónicas y la Iglesia estimula tales investigaciones. En cambio no es aceptable sacrificar vidas para la investigación, como ocurre con las células estaminales embrionarias, porque no se respeta el principio fundamental que la vida va salvaguardada desde su concepción.

video

viernes, 11 de noviembre de 2011

Monumento del niño por nacer en Eslovaquia




El 28 de Octubre del presente, en Eslovaquia, se inauguró el monumento del niño por nacer de un joven escultor de ese país. El monumento expresa no sólo el pesar y arrepentimiento de las madres que han abortado, sino también el perdón y el amor del niño por nacer hacia la madre. La ceremonia de Inauguración contó con la presencia del Ministro de Salud de ese país.
La idea de construir un monumento a los niños por nacer fue de un grupo de mujeres jóvenes, madres que están muy conscientes del valor de toda vida humana y el daño que se inflige, no sólo en la irreparable pérdida de los niños por nacer, sino también por el deterioro permanente de la salud mental (ya veces física) de la salud de cada mujer que decide, impulsada por diversas situaciones, abortar a su hijo concebido.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Derecho a vivir


¿Casualidad, oportunismo o estrategia?

Observando la realidad que nos toca en estos días... lucha (ganada) por el "matrimonio" homosexual, lucha por despenalizar el aborto, lucha por la aprobación de la ley de identidad de género... me surge una duda... ¿Es mera casualidad que todos estos planteos se den ahora? ¿O es el oportunismo de quienes vieron en la ley de matrimonio igualitario la oportunidad en la debilidad moral de la sociedad y los gobernantes para ganar su propia lucha? ¿O es una estrategia bien pensada de atacar por todos los frentes, sabiendo que algunas batallas estaban perdidas, pero que al menos alguna ganarían? ¿O es un poco de todo: Se dio la casualidad que ante la situación actual en la que logran legalizar el homomonio, aprovechan para atacar en otros frentes con la intención de aprovechar la debilidad y ganar alguna otra batalla?
Estas y otras dudas me surgieron al verme en medio de la lucha contra la legalización del aborto (pues me siento parte de esta pelea) y me encuentro con la nota (que copio a continuación) sobre otro paso que se dio para tratar el proyecto de ley de identidad de género. Y me sentí en la necesidad de compartirlo, comunicarlo, difundirlo... pero a la vez me sentí cansado... ¿Otro tema más que discutir con cuantos pueda? ¿Otro tema del cual hablar y exponer razones tratando de echar luz a quienes se dejaron engañar con los mensajes tramposos del marketing relativista de estas luchas por supuestos derechos? Me dieron ganas de decir: "No digo nada... no me meto... pongo todas mis fuerzas y el poco tiempo que tengo con el tema del aborto". Pero no puedo, es más fuerte que yo. No sé si es lo más inteligente. Tal vez la estrategia es desgastar y cansar. No lo sé... pero no pude guardármelo. Así que, luego de esta pequeña catarsis cybernética, comparto con ustedes la nota del diario La Nación sobre el proyecto de ley sobre identidad de género 


Se dio un paso más en el reconocimiento legal de los derechos de personas transexuales y, de conseguirse, sería el segundo gran logro de la comunidad LGBT después de la ley de matrimonio igualitario. Un plenario de las comisiones de Legislación General y de Justicia analizó esta tarde un proyecto de ley de identidad de género, que habilita modificar el sexo y el nombre de pila en el DNI por el sólo pedido del interesado. Obtuvo un dictamen favorable y el proyecto podrá ser tratado en el recinto.

"Toda persona mayor de 16 años podrá solicitar la rectificación del nombre, el sexo e imagen registral en todos los registros públicos en los que figuren tales datos y no coincidan con su género autopercibido", sostiene la iniciativa, en su primer artículo.

Si bien existen varios proyectos para el "reconocimiento y respeto a la identidad de género", esta tarde las comisiones aprobaron el dictamen consensuado sobre el tema.

Fuentes parlamentarias indicaron que en los últimos meses asesores de los diputados trabajaron en conjunto sobre tres propuestas presentadas por las kirchneristas Diana Conti y Juliana Di Tullio, y la radical Silvana Giudici.

Con las firmas obtenidas, el dictamen quedó habilitado para ser discutido en el recinto y, de aprobarse, sería girado al Senado.

Por su parte, el diputado del PRO Julián Obiglio presentó un dictamen de minoría en oposición a la Ley de identidad de género. En el texto, Obiglio expone sus argumentos en contra del dictamen del oficialismo: "El proyecto destruye toda la legislación de orden público sobre el sexo y nombre de las personas. La inseguridad jurídica que genera es terrible porque le abre la puerta al engaño y la estafa sexual y contractual".

"Una operación de genitales no determina el sexo de una persona, sino que ello es definido por la composición genética", expresó al mismo tiempo que rechazó que sea el Estado quien se haga cargo de los costos de las cirugías como establece el proyecto del kirchnerismo: "No debemos prohibir las operaciones pero tampoco debemos financiarlas" subrayó.


FUNDAMENTOS

La norma establece que identidad de género es "la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente profundamente, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento".

La ley, que habilita la rectificación en el DNI del sexo y el cambio del nombre de pila, establece que el trámite se realizará ante el Registro Nacional de las Personas.

Además, no fija requisitos específicos, salvo la propia solicitud del interesado y no es necesario someterse a diagnósticos médicos, psiquiátricos, ni a cirugía alguna.

Tiene en cuenta también la "vivencia personal del cuerpo (que podría involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios médicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que la misma sea libremente escogida) y otras expresiones de género, incluyendo la vestimenta, el modo de hablar y los modales".

Para el reconocimiento legal que impone la ley, el texto del proyecto remarca que "en ningún caso será requisito acreditar intervención quirúrgica por reasignación genital total o parcial, ni acreditar terapias hormonales ni ningún tratamiento psicomédico".

Hasta ahora las personas transexuales que consiguieron un nuevo DNI debieron atravesar largos procesos judiciales hasta obtener un fallo que les permitiera el cambio de sus datos, lo que incluía exámenes médicos y psicológicos, sin garantías de conseguir el permiso requerido.


video


ANTECEDENTES

19/09/2008: La Comunidad Homosexual Argentina (CHA) logró el primer fallo en el país y en Latinoamérica en el que la justicia (el Juez de Mar del Plata, Pedro Hooft), autoriza a cambiar su DNI reconociendo su identidad de mujer a Tania Luna sin realizarse una intervención de adecuación sexual

10/11/2010: Redactado por la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), la Asociación de Lucha por la Identidad Travesti y Transexual (ALITT), la Cooperativa Nadia Echazú, el Movimiento Andiscriminatorio de Liberación (MAL), Futuro Transgenérico e independientes que integran el Frente Nacional por la Ley de Identidad de Género se presenta en el Congreso de la Nación el Proyecto de Ley de Identidad de Género N° 8126. El Proyecto de Ley de Identidad de Género (expediente 8126-D-2010) tiene las firmas de las/os Diputadas/os de la Nación: Diana Conti (FpV), Vilma Ibarra (Nuevo Encuentro), Martín Sabbatella (Nuevo Encuentro), Margarita Stolbizer (GEN), Cecilia Merchán (Libres del Sur), Victoria Donda (Libres del Sur), Marcela Rodríguez (Coalición Cívica-ARI), Fernanda Gil Lozano (coalición Cívica-ARI), Remo Carlotto (FpV) y Carmen Storani (UCR)

18/08/2011: Se inicia el tratamiento de la Ley de Identidad de Género en el Congreso de la Nación, con quórum de ambas comisiones, de Legislación General (presidida por Diputada Vilma Ibarra de Nuevo Encuentro) y de Justicia (presidida por el Diputado Juan Pedro Tunessi de la UCR).

De aprobarse esta ley, una persona podría cambiar su nombre y sexo en el DNI sin necesidad de pasar por la justicia (es decir, hace el trámite en el CGP como si fuera a hacer el cambio de domicilio).
Supongamos ahora que hago que me implanten plumas y voy al CGP y digo que me pongan "el Gallo Claudio"... ¿me van a discriminar? ¡Yo me siento el Gallo Claudio!... Y si uno es lo que siente y no lo que su naturaleza dice... deberían hacerlo, no? Ahora, si no me cambian el DNI porque dicen que estoy loco, yo tendría que preguntar: 
- ¿Por qué?". 
A lo que con razón me contestarían: 
- "Usted se cree algo que no es"
- Pero yo me siento el Gallo Claudio... ¡Soy un Gallo Claudio encerrado en el cuerpo de un humano!
- ¡Pero mírese señor... usted es un ser humano!
- ¡No... pero si tengo plumas y todo!
- ¡Pero se las hizo poner quirúrgicamente!
- ¡Precisamente! ¡Porque me siento el Gallo Claudio y quise que mi aspecto acompañe lo que siento por dentro!
Bueno... todos sabemos que esta discusión no llevaría a ningún otro lado que no sea un manicomio. Ahora yo me pregunto... ¿en qué momento la gente perdió este sentido común que le permite ver que alguien que cree algo que no es tiene un problema de percepción y pasó a creer que un travesti es una mujer encerrada en el cuerpo de un hombre? ¿Tenemos que cambiarle el nombre y sumarnos a la locura? ¿Tenemos que llamar Napoleón al demente que cree serlo? ¿O sería mejor ayudarlo a ver su error para que se pueda realizar como persona del modo que realmente es? ¿No es precisamente una falta de amor al prójimo dejarlo denigrarse intentando ser algo que, no sólo no es, sino que nunca será?
Estas leyes nos disfrazan la falta de amor e interés por el otro con un supuesto respeto por su modo distinto de pensar y ver las cosas. No nos dejemos engañar. No dejemos de decir nuestra verdad. ¿O todos pueden decir lo que piensan menos nosotros? ¿No es que hay libertad de expresión y hay que respetar al que piensa distinto? Bueno, respeten esto... 
Por favor, no nos compremos el discurso de que somos cerrados y retrógrados. Digamos lo que tengamos que decir sin miedo, sin consolarnos con que nos tocan tiempos difíciles. No hubo tiempos fáciles. Al mismo Cristo lo acusaron de actuar con el poder del demonio y lo crucificaron por blasfemo. No deberíamos esperar nosotros recibir menos. "Si el mundo los odia a ustedes, sepan que a mí me odió primero. Si ustedes fueran del mundo, la gente del mundo los amaría, como ama a los suyos. Pero yo los escogí a ustedes entre los que son del mundo, y por eso el mundo los odia, porque ya no son del mundo. Acuérdense de esto que les dije: "Ningún servidor es más que su señor" (Juan 15, 18-20)

martes, 8 de noviembre de 2011

Jorge Capitanich en contra del aborto

Muy bueno lo que dice en un momento sobre la asignación universal por hijo, aclarando que se cobra desde el momento en que la mujer queda embarazada. Ahora, para cobrar la asignación, sí hay un hijo, una vida, una persona; pero para abortar, no. De vuelta... coherencia... en las leyes y en nosotros mismos... 

video

lunes, 7 de noviembre de 2011

La vida de un indefenso

Nota del diario La Nación en el contexto del debate sobre la despenalización del aborto. 
Por Guillermo Marcó

Frente al debate abierto en la sociedad sobre la despenalización del aborto, quisiera aportar tres reflexiones.

En primer lugar, la lucha por el aborto suele ser una demanda de algunas mujeres. Generalmente, de las que están enroladas en movimientos feministas; con frecuencia, los hombres de Iglesia somos tildados por ellas de machistas. Por eso prefiero pedirle que me ayude en estas reflexiones a una mujer, una luchadora incansable por los derechos de los pobres y premiada como Nobel de la Paz: la Madre Teresa de Calcuta. Ella estaba convencida de que el aborto era un acto de violencia inaudita contra un inocente, peor que un crimen de guerra. Así lo expresaba: "El aborto mata la paz del mundo. Es el peor enemigo de la paz, porque si una madre es capaz de destruir a su propio hijo, ¿qué me impide matarte? ¿Qué te impide matarme? Ya no queda ningún impedimento".

Muchas veces se invoca en estos casos la mayor afrenta que pueda recibir una mujer: el embarazo no deseado fruto de una violación. ¿Cómo soportar durante nueve meses el desarrollo de un niño que le recuerda a su madre el dolor y la violencia con la que fue concebido?

La Madre Teresa respondía: "Les pido que no destruyan al niño, ayúdense mutuamente a querer y a aceptar a ese niño que aún no ha nacido. No lo maten, porque un horror no se borra con un crimen. Por favor, no maten a los niños, yo los quiero. Con mucho gusto acepto todos los niños que morirían a causa del aborto".

Ella creó una institución internacional en Calcuta, que se ocupaba de convencer a las madres con problemas de que no abortaran. Les ayudaba a tener al niño y, si ellas decidían que no podían criarlo, les buscaba un hogar de adopción. "Me he unido a la lucha contra el aborto porque considero que el niño aún por nacer es hoy en día el más pobre entre los pobres -ha dicho también-. El menos amado, el más menospreciado, el ser «desechable» de la sociedad."

En segundo lugar, quiero señalar que en nuestro país se viene insistiendo en la despenalización del aborto con una metodología calcada de la que se usó en Estados Unidos. El doctor Bernard Nathanson fue uno de los promotores de la ley de aborto en ese país. Después de practicar él mismo 75.0000 abortos y el de su propio hijo, y de hacer luego estudios de ultrasonido en fetos dentro del vientre materno, reconoció su error y se volvió un defensor de la vida. Generalmente, para conseguir que en un país se sancione la ley que permite el crimen del aborto es preciso cambiar la mentalidad de la gente influyendo en la opinión pública. Nathanson contó cómo lo hizo: "Fui uno de los fundadores de la Asociación Nacional para la Revocación de las Leyes contra el Aborto, en 1968. Entonces, una encuesta veraz hubiera establecido el hecho de que la mayoría de los norteamericanos estaban en contra del aborto. Sin embargo, a los cinco años habíamos conseguido que la Corte Suprema legalizara el aborto, en 1973. ¿Cómo lo conseguimos? Es importante conocer las tácticas que utilizamos, pues con pequeñas diferencias se repitieron con éxito en el mundo occidental".

Dijo Nathanson que el primer gran logro fue ganarse a los medios de comunicación. Los convencieron de que la causa pro aborto favorecía un "avanzado liberalismo". A pesar de que sabían que en encuestas veraces serían derrotados, manipularon los resultados de supuestas encuestas y los publicaron en los medios. Según ellos, el 60% de los norteamericanos era favorable a la ley del aborto. "Conseguimos apoyo suficiente agrandando el número de abortos ilegales que se producían anualmente -contó-. Esta cifra era de 100.000, aproximadamente, pero la que dimos a los medios fue de 1.000.000. Una mentira lo suficientemente reiterada hace una verdad. El número de mujeres que morían anualmente por abortos ilegales oscilaba entre 200 y 250. Sin embargo, la cifra que continuamente repetían los medios era 10.000, y a pesar de su falsedad fue admitida por muchos norteamericanos, que se convencieron de la necesidad de cambiar las leyes sobre el aborto. Otro mito que extendimos entre el público es que el cambio de ley sólo implicaría que los abortos que se practicaban ilegalmente pasarían a ser legales. Pero la verdad es que hoy el aborto es el principal medio para controlar la natalidad en Estados Unidos. Y el número de anual de abortos se ha incrementado quince veces."

La segunda táctica fundamental, relató el médico, fue jugar "la carta del anticatolicismo". Y, admite, desacreditaron sistemáticamente a la Iglesia Católica. "Calificamos sus ideas sociales de retrógradas, atribuimos a sus jerarquías el papel del «malvado» principal entre los opositores al aborto, resaltándolo incesantemente. Los medios reiteraban que la oposición al aborto procedía de esas jerarquías y no de los católicos. Y, una vez más, falsas encuestas «probaban» reiteradamente que la mayoría de los católicos deseaban la reforma de las leyes antiaborto. Los tambores de los medios persuadieron al pueblo norteamericano de que cualquier oposición al aborto tenía su origen en la jerarquía católica y de que los católicos pro abortistas eran los inteligentes y progresistas, los que dicen que eso es vivir en democracia. El hecho de que grupos cristianos no católicos, y aun ateos, se declarasen pro vida fue constantemente silenciado."

La tercera táctica fundamental, reveló Nathanson, fue "denigrar o ignorar cualquier evidencia científica de que la vida comienza con la concepción".

Cualquier coincidencia con lo que pasa en la Argentina es pura fantasía.

Por último, es necesario destacar que el tema del derecho a la vida es un tema de derechos humanos. También, un tema médico-científico cuya defensa, paradójicamente, se asume desde lo religioso, pero podría no ser así. Todo médico sabe que en el óvulo fecundado que anida en el vientre materno está toda la carga genética de un nuevo ser humano, sujeto de derechos, más aún que cualquier otro porque está indefenso. Resulta contradictorio que quienes más deberían velar por su vida resulten su amenaza: su madre y el médico.

Es importante no ignorar el dolor que acompaña a una mujer que ha abortado. Recientemente, en el congreso por la vida realizado en la región del Noroeste, decía monseñor Torrado Mosconi: "Por eso queremos también dirigir nuestra palabra de consuelo a las mujeres que han vivido la terrible tragedia del aborto. Sabemos de su silencioso dolor, su tremenda soledad y su profunda angustia. Imploramos al Señor de la Vida que les conceda la paz a su corazón arrepentido de mujer y de madre. Las alentamos a ser hoy fuertes y valientes defensoras de la vida, confiando en la infinita misericordia de Dios, que tiene el poder de vencer el pecado y la muerte, de sanar las viejas heridas y devolverlas a la alegría de la vida".

Es nuestro deber como Iglesia seguir buscando formas de contención y acompañamiento de las madres en riesgo. Tal como ha afirmado hace pocos días la Comisión Permanente del Episcopado: valoramos las recientes medidas adoptadas respecto del cuidado de la vida en la mujer embarazada. Es absolutamente prioritario proteger a las futuras madres, en particular a las que se encuentran en estado de marginalidad social o con dificultades graves en el momento del embarazo.

Los abortistas tienen suerte de que sus madres no hayan pensado igual sobre su destino. De haber sido así, sencillamente no estarían aquí. Es preciso no usar artimañas ni eufemismos en un tema por demás grave: el aborto es lisa y llanamente el asesinato de un indefenso y no el derecho de la mujer de disponer de su propio cuerpo. © La Nacion

El autor, sacerdote, es director del área de Pastoral Universitaria del Arzobispado de Buenos Aires .

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1420238-la-vida-de-un-indefenso

viernes, 4 de noviembre de 2011

¿Debería haber lógica entre las distintas leyes?

De despenalizarse el aborto, a partir de los 14 años una chica podría ir a un hospital a practicarse un aborto. Si, 14 años... ¡Ojo! No puede manejar un auto, ir a bailar a un boliche que no sea matinée, hacerse un tatuaje o piercing sin el consentimiento de sus padres o firmar un contrato de alquiler... Pero si puede decidir sobre la vida de otro y matar a su propio hijo...
Si... es súper lógico...

Preguntas sobre el aborto

El siguiente es un artículo del Blog de un amigo, con el que no siempre ni en todo estamos de acuerdo, pero me parecieron interesantes las preguntas que se hace para pensar el tema del aborto. Los invito a pensarlo juntos y comentar, contestar o volcar sus reflexiones (en este blog o en el otro) para seguir avanzando sobre el tema. 

Fuente: http://javiergiangreco.blogspot.com/2011/11/el-aborto-preguntas-para-compartir-en.html


EL ABORTO: PREGUNTAS PARA COMPARTIR EN VOZ ALTA

I
En los últimos años he visto, vivenciado, padecido y experimentado cambios en diferentes posicionamientos que tenía sobre determinados temas. Ya me explayé al respecto al hablar, en otro foro, sobre “la condición plural de la subjetividad”. Sin embargo, con el aborto sigo manteniendo la misma postura de fondo desde que recuerdo haberme planteado el asunto. Y digo “de fondo” porque lo que sí cambié fue la forma, la manera de pensar y decir las cosas, los matices, los énfasis.
En este proceso de deconstrucción personal, y habiendo pasado por la Teoría Comunicativa de Habermas y todo el Giro Lingüístico, intenté salir de mi posición, abrir la mente y el corazón, y dejar al otro que diga su palabra; si era en primera persona, mejor. Por eso, hoy más que afirmar quiero preguntar, más que impartir quiero compartir. Y desde este lugar, con toda mi subjetividad a cuestas pero lo más conciente posible, es que escribo estas líneas para seguir pensando juntos…

II
Para empezar es fundamental dejar de lado definiciones simplistas. En primer lugar, no hay dos bandos. Hay muchas posiciones con diferentes puntos de vista. A lo sumo, y en última instancia, habrá quienes se inclinen más por una determinada modificación al marco normativo y otros que no. Pero no podemos perder de vista la complejidad de posturas.
También tenemos que decir que el aborto no es una solución alegre, que se decide así nomás y que no afecta a nadie. Las mujeres que deciden abortar, incluso convencidas, no lo hacen por placer ni como una elección más. Nadie quiere abortar como proyecto de vida. Y esto lo saben, y lo dicen, tanto los que proponen legalizarlo como los que quieren penalizarlo.
Algunas personas vinculan temas tales como aborto, anticoncepción, matrimonio igualitario y reivindicaciones de género. Más allá de que algunos vean una línea que los une, o que ciertos grupos defienden o atacan el paquete completo, son temas cualitativamente diferentes. Y deben ser tratados, según mi humilde parecer, de esa manera.
No podemos dejar de decir, por otro lado, que el aborto es un gran negocio. Hay muchos intereses detrás, y de los más espurios. Esto no implica que todos los que permitirían un aborto en determinadas situaciones tengan otros intereses o formen parte de ese comercio. Lo que sí es innegable es que hay mucho dinero en juego, y se está lucrando con la vida de las personas.
Tenemos que contextualizar el aborto, pensando tanto en el ser humano concebido (embrión, feto), como en la mujer que lo lleva en el vientre. Después veremos qué derechos entran en juego, cómo colisionan y cómo se dirime la cuestión. Lo que no podemos hacer es negar la existencia de ambas partes.
Y cierro esta segunda sección diciendo que es fundamental trabajar fuertemente en la prevención de embarazos no deseados, sin ignorar la contención y acompañamiento de la mujer llegado el caso en que éste se haya producido. Necesitamos realmente una educación sexual integral desde temprana edad, articulando la responsabilidad de las familias y el rol de las escuelas.

III
Me cuesta mucho identificarme con las diferentes posturas que escucho o leo sobre el tema. Siento que nadie piensa exactamente como yo. Y, en algunos casos, me indigna, me revuelve las tripas, escuchar argumentaciones falaces, manipulación de la información, que se hace con mala leche, tanto a favor como en contra.

IV
Es insoslayable, al debatir este tema, poder explicitar definiciones o, al menos, prestar atención a las palabras utilizadas.
Claramente no es lo mismo decir aborto, que interrupción voluntaria del embarazo, que homicidio prenatal agravado por el vínculo. También hay mucho cuidado en no identificar mujer con madre, o embrión, con feto, con hijo, hija, niño o niña por nacer, niño o niña a secas. Tampoco se utiliza de manera indistinta ser humano, que persona, que producto de la concepción.
Otra palabra en juego, y quizás sea clave, es vida. Unos se hacen llamar pro vida, porque dicen defender la vida desde la concepción. Otras y otros se enojan frente a esta distinción, ya que con razón entienden vida en un sentido más amplio que incluye, entre otras posibilidades, a la mujer (algunas de las cuales mueren a causa de abortos inseguros).
Tampoco es lo mismo despenalizar que legalizar.

V
El tema de las estadísticas es un punto aparte. Por la ilegalidad del asunto, es imposible tener cifras oficiales. Se habla de 400.000 a 700.000 abortos anuales en Argentina, sin desagregar mucho la información, y sin dimensionar demasiado que una cifra casi duplica a la otra. Otros calculan que no llegan a 50.000.
Algunos dicen que en los lugares donde se despenalizó o legalizó, bajó la mortalidad materna por aborto y también el número de abortos. Otros dicen que en los lugares donde se despenalizó o legalizó los números aumentan en vez de disminuir. Todos citan países y cifras. Todos parecen tener razón, o al menos eso creen. Hay países que van hacia leyes más permisivas, y otros que vuelven a una legislación más restrictiva.
Lo que se sabe, por información oficial, es que en nuestro país mueren entre 80 y 90 mujeres al año por causas de aborto. 1 cada 4 días, aproximadamente. De las 144.060 mujeres que murieron en el 2009, 87 fueron por aborto. Otras causas: enfermedades del sistema circulatorio (45.023), tumores (28.233) y enfermedades del sistema respiratorio (22.286). Y la mortalidad materna data de 410 casos, de los cuales sólo el 20 % fue por aborto. Les dejo un análisis más completo para analizar.
Irlanda, Polonia, Chile y Malta, por nombrar algunos casos, son países que tienen las más bajas tasas de mortalidad materna, a la vez que mantienen una normativa restrictiva en el tema del aborto. Noruega y Dinamarca son buenos contraejemplos, al ser países donde el aborto está legalizado y la mortalidad materna aumenta. Esto llevaría a pensar que el aborto no es la vía para resolver la cuestión de la mortalidad materna, sino que se deben mejorar la atención prenatal y los cuidados obstétricos, con una fuerte opción de políticas públicas para garantizar una vida digna en igualdad de oportunidades a toda la población.
A esta altura, desde una posición pragmática y utilitarista, si me asegurasen que con la despenalización baja el número de abortos y de mortalidad materna, firmo donde me digan. Haría claramente una opción por una ética de las consecuencias por sobre una ética de los principios, si en este caso eso lleva a disminuir la cantidad de muertes (de mujeres, de embriones, de fetos…). El problema es que las estadísticas no parecen ser tan claras.

VI
¿Qué dicen los psicólogos y psiquiatras sobre las mujeres que abortaron?.

VII
Debo reconocer que me molesta que se utilice como argumento que la mortalidad materna por aborto tiene cara de mujer, joven y pobre. Desagregando las estadísticas, muy posiblemente sea así. Pero me parece, aunque espero equivocarme, que se apela a lo sensiblero para sumar voluntades.
Lo que no podemos dejar de decir es que, aborto sí o aborto no, esas mujeres deberían poder llevar una vida digna en igualdad de oportunidades.

VIII
Tampoco me gusta que se rechace la penalización del aborto argumentando que es la imposición arbitraria de un grupo sobre el resto. ¿Acaso toda ley no es eso y no otra cosa?.
A nadie se le ocurriría despenalizar el robo y el homicidio, y que cada uno decida si quiere hacerlo. ¿Por qué no intentarlo?. Sucede que hay consensos, o acuerdos mayoritarios, que son de la sociedad en su conjunto y, a través de sus representantes, se imponen por ley a todos, estén de acuerdo o no.
¿O alguno estaría de acuerdo con legalizar la pedofilia?. Que los hay, los hay.

IX
Alguien me dijo alguna vez que cuándo comienza la vida humana es una decisión política. En última instancia, algo de razón tenía. Más allá de lo que diga la ciencia, la filosofía o la legislación actual, el comienzo de la vida es una definición política. (Esencialistas, Realistas, Dogmáticos, abstenerse… por el momento).
Científicamente nadie discute que desde la concepción hay un nuevo ser humano vivo, diferente a la madre y al padre, con un código genético que lo hace único e irrepetible. No persona, no individuo, pero sin lugar a dudas un ser humano.
Filosóficamente podemos decir que toda definición es arbitraria. ¿Qué hace que determinado ente sea humano y no otra cosa?. ¿Qué características debe poseer una persona para ser tal?. ¿Qué entendemos por vida?.
Legislativamente sabemos que todo se cambia por simple mayoría. Argumentar desde determinada Convención o Ley, es válido pero fugaz y efímero. Y ni que hablar si entra a jugar la interpretación.
Si la mitad más uno de los diputados y senadores presentes en sus respectivas sesiones acuerda que la vida humana tiene valor y debe ser protegida desde las 12 semanas, ¿qué hacemos con todos los datos científicos y los debates filosóficos?. Y estoy tentado de cerrar con una conclusión claramente nominalista…

X
En cuanto al criterio para ver desde cuándo se puede abortar, algunos marcan como límite la formación del sistema nervioso. El criterio sería el mismo que para la muerte clínica: vida cerebral (o no). La diferencia que parecen no observar es que mientras la muerte cerebral, hoy por hoy, se considera irreversible, el embrión está en formación y, en caso de no ser eliminado, llegará a tener vida cerebral (más allá de que algunos dicen que en la segunda semana hay un incipiente desarrollo). Esto no quita que pueda rediscutirse el criterio en sí, y revisar si realmente esta es la barrera entre lo humano y lo no humano, la vida y la muerte.

XI
¿Qué vida tiene más valor? ¿Por qué? En distintos momentos de la historia, y en distintos lugares, se postuló que la raza aria era superior y se exterminaron judíos; algunos militares desaparecían “subversivos” por el bien de la Patria; cierto régimen mataba homosexuales; y algunos varones apedrean mujeres adúlteras…

XII
Creo que hay que buscar una solución creativa. No con el Código Penal. Sí desde la salud pública, desde la educación, desde la contención y el acompañamiento, desde la mejora de la calidad de vida…
Es cierto que, desde lo simbólico, la ley tiene una función pedagógica, y nos dice qué está bien y qué está mal para una sociedad en determinado momento. Por eso no es lo mismo establecer una pena que no hacerlo, o despenalizar que legalizar.
Si ese conjunto de células humanas, por decirlo de alguna manera, no es un algo/alguien que hay que proteger, el aborto debiera ser legalizado, garantizando ciertas condiciones para que toda mujer pudiera acceder a ejercer ese derecho. No hay mucha vuelta que darle. Nos limitaríamos a evaluar razones médicas y psicológicas, plazos prudentes, métodos, procedimientos, presupuesto, etc. Todo argumento estadístico (cantidad de abortos, de muertes, etc) o sociológico (afecta a mujeres, jóvenes y pobres) carecería de sentido. Ni siquiera habría un delito que despenalizar…
Ojalá fuese así. Sería más fácil. Más cómodo. Menos conflicto. La posibilidad existe. Pero también puede ser que no sea así. La vida no siempre es fácil, cómoda y sin conflicto.
Ahora, si asumimos que estamos hablando también de un ser humano concebido no nacido la cosa se complica, se complejiza.

XIII
Ideológicamente, en la gran mayoría de los temas, estoy mucho más cerca de los que están a favor de la legalización del aborto que de los que se oponen. Por eso, quizás, es que me planteo y replanteo el tema del aborto. Si pienso tan parecido en tantos temas, ¿por qué en este punto disiento?.
Lo seguiré pensando. Algunas convicciones siguen siendo las mismas, aunque cambien las concretizaciones. Y, realmente, no busco tener razón, sino aproximarme a lo que sea mejor para todas y todos, principalmente los más vulnerables…

XIV
Preguntas…

¿Qué define el límite entre lo humano y lo no humano?.
¿Toda vida humana es valiosa y deber ser protegida?. ¿Por qué?
¿Quién decide qué vida tiene más valor que otra?.
¿Qué diferencia a un embrión o feto de un niño nacido? ¿Acaso no hay diferencia también entre un bebé nacido y un anciano?.
¿Por qué el ADN es válido para determinar la filiación o paternidad, o para condenar a un sospechoso y no para reconocer que hay un nuevo ser humano diferente a la madre aunque esté en su vientre?.
¿Por qué fallan las Leyes de Educación Sexual Integral y de Salud Reproductiva?.
¿Por qué se habla del aborto como principal causa de mortalidad materna si ninguna estadística avala tal afirmación?
Si el aborto inseguro mata a mujeres, principalmente, jóvenes y pobres, ¿realmente se cree que con legalizarlo se soluciona el problema? ¿Acaso no son esas mismas personas las que están fuera del sistema? ¿Por qué creer que irán al hospital público a practicarse un aborto, si hoy no van para controlar un embarazo ni para hacerse chequeos médicos? ¿Qué pasará con las mujeres que no aceden al Sistema de Salud? ¿Por qué creer que sí lo harán por un aborto?.
¿Y con el aborto legal solucionaremos sus problemas de vivienda, trabajo, educación, etc.?
Si uno de los argumentos es que al legalizar se de igualdad de acceso a las mujeres pobres, ya que las ricas se lo hacen sin problemas en una clínica privada, ¿estarían de acuerdo en legalizarlo solamente para mujeres pobres?. ¿Por qué razón no se persigue a las clínicas privadas que practican abortos y a los médicos que ejercen ilegalmente su profesión?.
Si no es un delito, ¿por qué despenalizar en algunos casos?
Si es un delito, ¿existen razones suficientes para despenalizarlo en algunos casos?
¿Por qué una mujer tiene que llevar dentro, en contra su voluntad, un niño que será una carga para ella por el resto de su vida? Si bien uno tiene que atender casos particulares y complejos, podemos repreguntar: ¿y qué culpa tiene el niño o la niña por nacer?.

¿Es la solución penalizar?
¿Es la solución despenalizar?
¿Es la solución legalizar?

Enlaces
1) http://javiergiangreco.blogspot.com/2008/10/aborto-compilado.html
2) http://www.notivida.org/boletines/745_.html
3) http://www.centrodebioetica.org/biblioteca/aborto/despenalizacion-del-aborto-experiencia-internacional.html