jueves, 22 de julio de 2010

Presentación y Bienvenida


Para quienes no me conozcan, soy Diego Feijóo, catequista y teólogo (aunque me faltan rendir algunos finales para recibirme de Bachiller-Profesor de Teología). Soy casado y tengo 2 hijos.
La razón que me movió a abrir el blog fue la necesidad de alzar la voz, de dar testimonio de la vida en Cristo, de hacer "Cyber-Apostolado" y crear un espacio donde otros también puedan hacerlo. Debo reconocer que la idea empezó a correr por mi cabeza luego de la marcha frente al congreso donde se pidió por la familia y para que no se apruebe la ley de matrimonio homosexual. Me pareció que estábamos haciendo algo que del otro lado ya venían haciendo desde hace mucho tiempo. El secreto de su éxito creo que estuvo en que fueron minando la opinión pública, cada uno, defendiendo lo que pensaban, en cada momento, con cada persona, convenciendo uno a uno. De hecho, conozco a muchos que, dentro de la Iglesia, se compraron el discurso de la igualdad y los apoyaron.
Y pensé: "Si hay gente, incluso heterosexual, que cree que es lo mismo el matrimonio heterosexual que la unión homosexual, es porque "claramente" nosotros no supimos descubrir, transmitir y hacer ver el valor agregado que tiene la unión en la complementariedad de la diferencia del hombre y la mujer". Y eso es algo que se hace cada día.
Por eso decidí abrir este blog. Para que, cada día, este sea un espacio en el que yo o cualquier otro que escriba aquí, pueda dejar un testimonio de la vida cristiana que nosotros conocemos pero que seguramente otros tantos no conocen. E incluso para hacer apostolado entre nosotros. Porque tal vez, Dios me haya mostrado algo que otro todavía no descubrió y sea yo el encargado de dárselo a conocer. O, lo que es más probable todavía, que otro haya descubierto algo que yo todavía no y me ayude a descubrirlo.
Espero, más allá de admirar a San Juan Bautista y de tratar de imitarlo, no ser "una voz en el desierto" de internet que nadie escuche, sino que mi testimonio le pueda servir a alguien. Seguramente, lo más valioso de este Blog sea el servir de inspiración a otros tantos santos hombres y mujeres para que, de esta manera u otra, se lancen a dar testimonio con más decisión y valentía. A pesar de lo que muchos piensan, hay muchos grandes ejemplos y testimonios de Cristo en el mundo de hoy. Sólo falta que se hagan escuchar más. Y si, como yo, creen que no son un ejemplo de nada, busquen y verán que tienen muchas cosas valiosas por compartir. Tal vez ese sea el problema. Estamos esperando un gran santo que dé testimonio. O esperamos nosotros ser santos para darlo. Pero no nos damos cuenta que para llegar a serlo, primero debemos dar esos pequeños pasos antes. Y si no, al menos, sumando nuestros pequeños testimonios, también podemos dar una gran imagen de la vida en Cristo que buscamos y vivimos.
Espero no haberlos aburrido ya en la primera vez que escribo. Les doy la bienvenida a todos los que quieran participar del Blog.
Un abrazo en Cristo. Diego

9 comentarios:

  1. Hola Dieguito! como va? Manu por aca, me alegra mucho que utilices tu derecho de expresión, por suerte hay formas de que sea gratis y no se manche por subjetividades.
    De todas formas, conoceras mi forma de ser, no estoy de acuerdo con lo que te mueve a abrir este foro de expresión, tengo otra mentalidad, pero definitivamente no la utilizo para confrontar con quienes piensan distinto, ese es mi derecho!

    Te quiero mucho, te mando un gran abrazo a vos y a tu hermosa familia!

    ResponderEliminar
  2. Diego:

    Me parece fabuloso que puedas compartir tus pensamientos, miradas, inquietudes, opiniones...
    Si bien no coincidimos en la postura sobre el tema puntual que te motivó a generar el Blog, y no porque hayamos "comprado el discurso de la igualdad", me parece muy importante que se escuchen/lean todas las voces.
    Tené en cuenta que, a veces, la pre-comprensión desde donde habitamos el mundo hará casi imposible el diálogo, pero vale la pena intentarlo.
    Abrazo y éxitos en esta iniciativa!

    El Tano

    P.D.: En otros temas posiblemente nos encontremos en la misma vereda...

    ResponderEliminar
  3. Hola Diego! Celebro la iniciativa! Me parece re importante alzar la voz en estos temas y en otros que tienen que ver con nuestros valores. El discurso unico es tan fuerte que silencia la voz de los que piensan distinto. Lamentablemente vivimos en tiempos en donde lo "politicamente correcto" niega el espacio a reflexionar sobre cuestiones fundamentales como es la FAMILIA. Además, obvio, de hacer un trabajo fino de imposición cultural acorde con la ideología dominante.

    Cuando lei tu presentación me emocione ya que a mi me estaba pasando lo mismo que a vos. Fui a la Marcha y fue sorprendente ver tantas familias, niñ@s, jovenes movilizadas por lo mismo. Ahi me di cuenta que no somos una "voz en el desierto". Muchos grupos se movilizaron para expresar el descontento y se siguen movilizando.

    Quizás, como vos decis, este sea el momento para dar testimonio y ejemplo de lo que pensamos.

    Gracias por abrir este espacio que seguro va a ser muy enriquecedor!

    Muchos cariños! y seguimos en contacto!

    ResponderEliminar
  4. Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago23 de julio de 2010, 21:31

    Durante veinte días el periodista de la revista Panorama Carmelo Abbate y un “cómplice” se infiltraron en la noche gay de Roma y descubrieron la doble vida de algunos curas. La nota puede verse en el número de Panorama -editada por Mondadori, perteneciente a Silvio Berlusconi- que hoy apareció en los quioscos de la capital italiana.

    La publicación se centró en tres sacerdotes. Uno de ellos, al que la publicación señala con el nombre ficticio de Paul, fue visto en la noche del 2 de julio por el periodista de Panorama en una fiesta gay donde bailaba con dos hombres semidesnudos. Esa noche, según el relato en primera persona de Abbate, terminan en la casa del cura “Paul” y el "cómplice" del cronista le pide al cura ponerse la sotana y tiene sexo con él, mientras los filma una cámara oculta.

    Otro de los curas con los que se encontraron Carmelo Abbate y su “cómplice” fue apodado por la revista como Carlo y, según puede leerse en Panorama “Carlo cuenta que ha descubierto sus verdaderas tendencias sexuales hace tres años y jura que al menos el 98% de los curas que conoce es homosexual y que los demás reprimen su sexualidad ".

    La respuesta de la Iglesia ya se hizo escuchar: dice que los sacerdotes que llevan una “doble vida” deberían revelarse ya que nadie los obliga a seguir siendo curas.

    ResponderEliminar
  5. Manu: Que alegría leerte! Sé que muchos de los que lean el Blog no estarán de acuerdo, pero para eso lo abrí, para hablar, pensar, intercambiar opiniones, mostrar que se puede estar en desacuerdo y debatir con respeto, con cariño sincero. Voy a ver si te encuentro en el MSN y así charlamos un poco. Abrazo

    ResponderEliminar
  6. Tanito: Sé que en este tema no coincidimos, pero también sé que en muchos otros sí. De hecho coincidimos en utilizar este medio para comunicarnos (reconozco que cuando decidí abrir el Blog, me acordé del tuyo, entré y abrí el mío desde ahí).
    Gracias por comentar y nos seguimos encontrando, al menos, vía Blogs. Abrazo

    ResponderEliminar
  7. Agus: Gracias por el apoyo. Me alegra muchísimo que te hayas identificado con la propuesta. Lo tomo como un signo providencial para seguir adelante con esto. Porque, con que le sirva a alguien, basta.
    Espero que el Blog siga siendo uno de los lugares que elijas para charlar y reflexionar, porque lo que realmente va a enriquecer este lugar será las opiniones y reflexiones de todos ustedes. Pronto crearé un post abriendo un espacio para que ustedes compartan inquietudes y abran temas (así no soy solo yo el que habla).
    Te mando un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  8. Estimado Diego:

    Realmente te felicito por la iniciativa. Es importante que los verdaderos católicos, guiados por la gracia, podamos descubrir la importancia de la verdadera familia cristiana. No hay temas de debate, ni estar en una vereda o la otra. Bajo la Tradición y el Magisterio de la Iglesia tenemos que tratar de entender esta triste realidad que nos toca vivir hoy. La vida familiar esta siendo atacada en forma directa, y solo nos queda, después de esta triste ley, pregonar con el ejemplo. ¿Quién somos nosotros para cuestionar a la luz de la fe lo que el mismo Cristo dijo? ¿Quienes somos nosotros para cuestionar la Tradición y el magisterio? Muchas posturas "protestantes" se encuentran dentro de la Iglesia Católica (que de la Santa Iglesia automáticammente no son parte). Discutir, debatir sobre los grandes temas teológicos que cuida la Iglesia lo puedo entender. Pero estar a favor de la unión homosexual, mal llamada matrimonio, mi Dios... es algo básico para un católico. Un católico no puede defender esto. Sugiero a estos leer a Juan Crisóstomo, para entender el tema, a la luz del Evangelio.
    Solo queda rezar por nosotros y por ellos.

    Un abrazo en Xto.

    ResponderEliminar
  9. Hola diego: Está muy bueno el blog me parece interesante la propuesta que planteas porque pienso que dar testimonio significa tratar de llevar una vida siguiendo y descubriendo las enseñanzas de Jesús desde el lugar que cada uno tiene en la vida cotidiana. Con respecto al tema de unión de personas del mismo sexo me parece algo equivocado llamarlo matrimonio a algo así, pero creo que también se tiene que mirar el asunto en su profundidad, sin caer en comentarios facilistas, y darle importancia a la familia, entre varon y mujer, como formadora de vinculos sociales y afectivos, a pesar de que hoy en día se vea situaciones de violencia por diferentes motivos. Me parece que también dar testimonio es tratar sobre estos temas. Bueno, Diego nos estamos viendo en la parroquia e interesante el blog. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar